Todo lo que debes saber sobre los lubricantes eróticos

 

¡Bienvenido de nuevo a la escuela sexual de Muerdela! Si estás aquí es porque sin duda “has oído hablar a alguien” sobre las bondades que tiene utilizar lubricantes eróticos en tus relaciones sexuales, pero aún tienes dudas ¿Verdad? Pues tranquila porque voy a explicarte paso a paso ¡Todo lo que debes saber sobre los lubricantes eróticos!

 

¿Porqué es tan importante utilizar lubricantes en las relaciones íntimas?

 

La lubricación con lubricantes, tanto si tienes problemas de lubricación natural como si no, es tremendamente importante, ya que facilita la penetración y sobretodo en el caso de los penes más grandes, minimiza el roce y la fricción, reduciendo las molestias. Por supuesto, en las relaciones sexuales con preservativo, el uso de lubricantes es muy recomendado para evitar roturas y el posible sustito de después.

 

¿Cuándo usar los lubricantes sexuales?

 

Si me preguntas a mi… la respuesta está muy clara, ¡Siempre! Y es que el uso de los lubricantes mejora mucho las relaciones sexuales, no ya por el hecho de la simple penetración, si no que es un elemento de juego previo, que te hará salir de la rutina y añadirá un poquito de picante a tus relaciones, por ejemplo añadiéndolo al sexo oral, para simple estimulación de zonas erógenas, etc.

 

¿Cuándo no usar los lubricantes sexuales?

 

Hay algunos casos en los que no es recomendable la utilización de lubricantes sexuales, como por ejemplo si te quieres quedar embarazada, ya que la densidad del lubricante, ralentiza a los espermatozoides, sobre todo los lubricantes que están fabricados con silicona y todos aquellos que cuentan con espermicida en su composición. 

 

¡No todo vale como lubricante!

 

Aunque creas que los productos naturales son los mejores, no te falta razón, pero la lubricación íntima esta ecuación no es válida, porque los lubricantes pasan exhaustivos controles de calidad y seguridad, por lo que su utilización es totalmente segura, pero utilizar… Aceite de oliva, de coco, vaselina… ¡No por favor! ¡Puedes provocarte irritaciones e infecciones!

 

¿Qué tipos de lubricantes hay?

 

Lubricantes al agua

 

Estos son los lubricantes más habituales que hay en el mercado, su textura es muy viscosa y se asemeja bastante a la lubricación natural, de hecho es el lubricante que más se adhiere a la piel y a los juguetitos sexuales, así que es perfecta para disfrutar de una buena sesión de placer durante bastante tiempo.

 

Lubricantes de silicona

 

La diferencia principal respecto a los lubricantes acuosos, los lubricantes de silicona son mucho más densos y con menos cantidad de producto, además de ser muy resistentes al agua, así que si estás pensando en “un polvete en la playa o la piscina” los lubricantes de silicona serán tus mejores aliados.

 

 

Lubricantes anales

 

Por supuesto, si quieres practicar sexo anal es IMPRESCINDIBLE la utilización de un buen lubricante, pero además no vale cualquiera, en cuya composición hay ciertos elementos que ayudan a la dilatación del esfínter, junto a unos efectos analgésicos que sin duda harán de la sesión de sexo anal, ¡Una experiencia inolvidable!

 

Lubricantes de sabores

 

Los lubricantes de sabores son la leche, precisamente están pensados para que puedas comerlos, además de lubricar plenamente, lo que multiplica sus aplicaciones, sexo oral, jueguecitos eróticos… ¡Los límites los pones tú!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *