Las fantasías eróticas de las mujeres

Todas las mujeres tenemos fantasías, unas las decimos y otras no pero TODAS tenemos nuestras fantasías sexuales. Lo bonito de las fantasías sexuales, es llevarlas a la realidad, porque siempre salir de la rutina es bueno, porque caer en la monotonía sexual es uno de los principales motivos de ruptura.

A pesar de lo que se cree popularmente, que de toda la vida se ha considerado al hombre como el más activo sexualmente y el más fantaseador o “Guarrete”, tanto tu como yo, sabemos que hasta la chica más modosita tiene sus fantasías sexuales, pero las mujeres solemos hacerlo en silencio, porque lo que nos diferencia de los hombres, es la discreción.

¿Qué beneficios tiene tener fantasías sexuales?

Fantasear siempre es bueno, puedes vivir experiencias que tal vez en la realidad nunca se den a lugar, además sin que nadie se dé cuenta y con la ventaja de poder recurrir a ella cuando tú quieras, en el momento que tú quieras.

Si además, puedes compartirlo con tu pareja y tener ese morbo de poder llevar a las realidad tus fantasias sexuales ¡A mi me pone a 1000! Pero si todavía no te animas, vamos a ver las ventajas que tiene fantasear sexualmente:

– Mejora la autoestima:

Como todo está en tu mente y no tienes que dar la talla ante nadie o enfrentar tus miedos y complejos, puedes disfrutar de una experiencia totalmente plena, ayudándote después a ir mejorando poco a poco e ir liberando el lastre de los complejos, ¡Que no llevan a ningún lado! ¡Quierete tal y como eres!

– Ayuda muchísimo a conservar recuerdos de experiencias vividas o sirve como ensayo para futuros encuentros. Yo conservo en mi memoria un encuentro sexual que tuve con unas de mis parejas en la playa, hace muchísimos años de ello y a día de hoy cada vez que me acuerdo… ¡Mejor no te lo cuento!

– Tiene el control total, es tu fantasía, moldeala a tu gusto y crea el universo idoneo para sentirte como una reina.

– Con la práctica, verás que las ideas se van multiplicando, lo que mejorará tu imaginación a la hora de tener relaciones con tu pareja ¡O con quien te dé la gana!

¿Qué tipos de fantasias eróticas hay?

Las fantasías pueden clasificarse en 3 tipos distintos:

– Las fantasias creativas

Estas son las fantasías que tienen por objetivo, el aumenta el deseo sexual y enriquecer las relaciones, es como cuando enciendes una cerilla, sufres un fogonazo de pasión que te altera cada vez que piensas en ellas.

– Las fantasías deseadas

Estas son las que se crean en base a las experiencias que nos gustaría vivir alguna vez, es decir estar con ese chico que nunca has podido, hacerlo en un sitio prohibido donde nunca ha sucedido, etc.

– Las fantasías irrealizables

Muchas veces y todas lo sabemos, hemos tenido alguna fantasía algo ilegal o que incluso puede ponernos en riesgo, así que esas son mejor que se queden guardaditas en la mente, queremos que disfrutes ¡Pero no que te metas en un lío!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *