Evitar la irritación vaginal después de relaciones sexuales

La irritación vaginal tras mantener relaciones sexuales está más a la orden del día de lo que nos imaginamos. Puede ser provocada por diversos motivos, que analizaremos a continuación y intentaremos darte unas cuantas soluciones para que tus relaciones sexuales sean plenas y no causen esas pequeñas molestias que luego te dejan tan amargada.

Es muy importante que exista una buena conexión sexual entre vosotros, que si necesitáis más tiempo para poder lubricar la zona y poneros a tono os lo tomeis, porque todo cuenta, y hay que dar importancia a cada detalle.

Los motivos más generales por los que suele producirse una irritación vaginal suelen ser:

1- La lencería

Colocarse un atractivo conjunto de lencería para liberar la bestia que lleva dentro tu pareja y darle un toque morboso es muy top, pero utilízala tan solo en los momentos previos a tener una relación sexual, puesto que en muchas ocasiones si lo usamos a diario, puede provocarnos irritaciones vaginales por falta de transpiración, materiales inadecuados, etc… Asi que te recomiendo que día a día utilices ropa interior de algodón transpirable para que la vagina se encuentre en perfectas condiciones.

2- El semen

El semen es un elemento muy alcalino, que al entrar en contacto con la vágina compuesta por elementos ácidos, pueden alterar el PH de la zona íntima y favorecer la aparición de irritaciones vaginales. Así que como consejo personal, lavarse adecuadamente al terminar la relación con un buen jabón intimo y no habrá ningún problema.

3- La fricción

Evidentemente el sexo es fricción, entre dos zonas íntimas delicadas y con vello púbico, por tanto el roce hace que surjan pequeñas heridas imperceptibles pero que pueden generarnos una irritación vaginal incómoda.

Para evitar esto, al finalizar lavate muy bien la zona, y aplica jabón íntimo para eliminar todos los elementos que impidan la rápida cicatrización de la zona.

4- Poca higiene en las manos

Lavarse las manos antes de mantener relaciones sexuales es vital para que no haya posibles infecciones o irritaciones vaginales, ya que en las manos hay muchísimas bacterias. Sobretodo cuando hemos tocado el ano de nuestra pareja, donde todavía con más motivo deberemos lavarnos las manos antes de pasar a la zona vaginal, para evitar el problema.

Si sigues nuestras recomendaciones, estamos seguros que no sufrirás este problema y si lo sufres se habrá solucionado. Al fin y al cabo todo es cuestión de higiene, ya sea en pareja o con un “amiguito o amiguita”, la higiene es clave en el disfrute de una relación sexual.

Disfruta del buen sexo y aumenta tu creatividad visitando nuestra tienda online, y seleccionando entre los miles de productos que disponemos y que te ayudarán a mantener viva la llama. ¡Muérdela y disfruta de una vida de pecado!.